COMPARTIR ESTA INFORMACIÓN

 

¡Prepara tu futuro con Omnilife!

  

Con la oportunidad de negocio independiente que ofrece Omnilife, vive tus sueños invirtiéndole el tiempo que quieras; cuando lo decidas, dedícate sólo a cosechar lo sembrado. ¡Planea tu futuro y vive en grande!

 

 

Uno, tres, cinco años de labor intensa? ¿La garantía de un retiro holgado y con todas las comodidades?

 

En Omnilife el sueño se teje y se concreta según la intensidad y las aspiraciones de cada uno de los Empresarios Omnilife (eO) que toman la decisión de cambiar su vida. Los casos se dan alrededor del mundo, de México a Colombia o de Argentina a Estados Unidos. La Gente que cuida a la Gente, después de lograr excelentes resultados económicos, de salud y de desarrollo personal, pueden disfrutar de un ingreso pasivo generado por ellos mismos con su gran esfuerzo y vivir lo que siempre soñaron, gozando los frutos de su labor. “Los principales objetivos de los sistemas previsionales son aliviar la pobreza y reemplazar el ingreso del trabajador cuando se pierde la capacidad de trabajo por vejez, invalidez o muerte”, apunta el Banco Mundial, en su libro Envejecimiento sin crisis, publicado en 2004. En esencia, ese es el objetivo de los sistemas que administran los recursos de los trabajadores que han laborado durante mucho tiempo, muchas veces más de la mitad de su vida. La teoría suena muy bien, pero no es una situación que se logre muy a menudo.

 

El asunto es tomar las riendas, depende de cada quien la manera en cómo y hasta dónde quiere desarrollarse. Es el principal factor de cambio. Los empleados se han acostumbrado a esquemas que le dan la posibilidad a otros de administrar su dinero. Además de conseguir el sustento diario, los trabajadores de cualquier oficio buscan la seguridad en el retiro, lo cual ha quedado en manos de instituciones públicas y privadas. A veces son los gobiernos los que se encargan, a veces la iniciativa privada, y los recursos de los empleados quedan en manos de esas organizaciones enfocadas en resguardar ese capital. Una situación nada sencilla, ya que está sujeta a los condicionantes de la economía mundial o de procesos políticos, muchas veces nocivos, desestabilizadores de la tranquilidad de las personas, quienes nada tienen que ver con asuntos lejanos propiciados por personajes que no conocen, pero cuyas acciones repercuten directamente en su vida.

 

“Los fondos de pensiones de unos 8.3 millones de chilenos perdieron hasta 40 por ciento durante 2008 -unos 25 mil millones de dólares- como consecuencia del derrumbe de los mercados bursátiles por la crisis internacional, informó la Superintendencia de esos organismos privados. Descontada la pérdida del último año, los fondos acumulan actualmente unos 69 mil millones de dólares, agregó ... [la Superintendencia de las administradoras]”, dio a conocer la agencia informativa AP en enero de 2009. Se evidenció un asunto de especial interés para garantizar el bienestar de miles de familias en Chile.

 

Justo fue en ese país donde se marcó la pauta con los modelos de administración de fondos de pensionados: “En Chile se estableció en 1981 el primer modelo privado de pensiones en América Latina, sustituto del sistema público, administrado por sociedades anónimas de giro exclusivo y basado en la capitalización individual. Este modelo es la pauta a seguir en cuanto a principios básicos para los planes de reforma o adaptación de los regímenes de pensiones en los demás países de la región.

Sin embargo, las reformas adoptadas tienen características propias, sujetas al proceso político de cada país, que demuestran que no es posible pensar en una solución común o en un modelo universal”, apunta en su página de Internet el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en México, sobre Modelos de Pensiones.

 

Aunque el modelo ha influido en diferentes países americanos, y en algunos otros europeos como Polonia, Hungría, Bulgaria o Rusia, no se ha logrado una transparencia convincente en lo que tiene que ver con el manejo de esos recursos. A toda la maraña administrativa que conllevan estos procesos, se deben añadir las legislaciones vigentes en cada país. Para que una persona sepa dónde está el dinero que generó tras años de trabajo, hay que entender algo de administración, finanzas, política, macroeconomía, entre otras disciplinas.

 

 

Jubilación:

Es el nombre que recibe el acto administrativo por el que un trabajador en activo, ya sea por cuenta propia o ajena, pasa a una situación pasiva o de inactividad laboral, luego de alcanzar una determinada edad máxima legal para trabajar.

 

 

La jubilación queda a cargo de diferentes organismos públicos o privados, y la edad para retirarse varía según el país o institución de la que se trate.

ARGENTINA

• Para trabajadores autónomos:

los trabajadores deben afiliarse

por cuenta propia

• Para tener derecho a la Prestación

Básica Universal o Jubilación

Ordinaria los afiliados

deben reunir los siguientes

requisitos: hombres: 65 años

de edad cumplidos; mujeres:

60 años de edad cumplidos; 30

años de servicios con aportes

computables

ESPAÑA

• Es necesario estar afiliado en

la Seguridad Social en alguno

de los regímenes que se contemplan.

y cumplir la edad mínima

de jubilación de 65 años.

• Esta edad puede ser a partir de

los 61 años, si se cumplen las

siguientes condiciones:

• Que el cese en el trabajo o el fin

del contrato no haya sido por

voluntad del trabajador

• Acreditar un período mínimo

de cotización de 30 años

• Estar inscrito en las oficinas de

empleo (INEM) un mínimo de

seis meses antes de solicitar la

jubilación;

• la pensión final en estos casos

será aminorada por la aplicación

de unos coeficientes reductores.

URUGUAY

• La jubilación en Uruguay está

concebida como un derecho

de los trabajadores para el

goce de su retiro. El monto de

la misma depende de los años

aportados y del sueldo por el

que haya aportado. En el Sistema

Previsional Mixto existen

varias causales de jubilación:

• Jubilación común con dos requisitos

mínimos: 60 años de

edad y 35 de trabajo registrados

en la historia laboral.

• Jubilación por edad avanzada:

70 años de edad y 15 de trabajo

registrados en la historia laboral

• Jubilación anticipada o parcial:

en este caso la prestación

es brindada sólo por la AFAP y

el único requisito es tener 65

años de edad. Esta opción permite

al afiliado jubilarse por

sólo un tramo y seguir trabajando

y aportando al Banco de

Previsión Social


 

En promedio los empleados pueden gozar de su jubilación entre los 60 y 65 años, luego de unos 40 de trabajo. Los montos varían según el estatus de cada persona en su empleo.

 

 

En el continente  Omnilife

 

EL MULTIDESARROLLO

 

• Si tomas la oportunidad de negocio independiente que ofrece Omnilife NO ERES EMPLEADO DE NADIE

 

• La posibilidad que ofrece el multidesarrollo del negocio independiente Omnilife es tomar las riendas de tu presente y de tu futuro

 

• El crecimiento del Empresario Omnilife se da en diferentes formas: lo económico se acompaña del aspecto físico, mental y emocional. Esto se traduce en avances sólidos que además se comparten con los demás.

 

• El negocio independiente permite a cada quien ser dueño de su tiempo para disfrutar de los mejores placeres de la vida, gracias al esfuerzo diario realizado

 

• Con tu negocio independiente Omnilife creces cómo, cuánto y cuando tú quieres

 

• Tú mismo administras el fruto de tu esfuerzo

 

• La oportunidad de negocio independiente Omnilife te ofrece la posibilidad de tomar el control de tus finanzas sin depender del gobierno o de un patrón; tú decide cuál te conviene más.

 

 

 

 

¿Qué hacemos con los viejos?

 

El tema es de importancia mayor. Los gobiernos del mundo han puesto el asunto en sus agendas porque cada vez más los jubilados es un sector desprotegido al tiempo que una carga para las economías. Entre grillas políticas y propuestas diversas el asunto se complejiza. “[…] es difícil pensar en que el gobierno resista la ola internacional de endurecimiento de los sistemas públicos de pensiones. Francia acaba de anunciar para otoño medidas que permitan retrasar la edad de salida del mercado laboral —fijada, hasta ahora, en unos generosos 60 años—, Grecia está obligada a elevar también la media de jubilación efectiva y en Holanda se debate si pasar de 65 a 67 años. Hay países que ya han explorado ese camino. Alemania, Dinamarca y Australia avanzan ya hacia los 67 y Reino Unido, hacia los 68, según datos de la OCDE, que aglutina a las 30 economías más desarrolladas del mundo. Se unen de esa forma a Noruega e Islandia, que ya han alcanzado los 67 (El País 21/02/2010)", el ejemplo de lo que sucede en Europa, donde se supone hay un mayor desarrollo de los sistemas para atender a los pensionados. Mientras los gobiernos deciden, la gente retirada y que el sistema califica incapaz de ser productiva puede tomar la oportunidad de negocio independiente Omnilife, donde no hace falta más que el deseo ardiente de salir adelante.

La pregunta es entonces ¿qué es lo que los viejos quieren hacer con el sistema?

 

 

El dinero se esfuma en todo el mundo:

 

100,000

millones de dólares, de

pérdida récord en el fondo

de pensiones de Japón

/Reuters

 

8,770

millones de dólares, en

pérdidas de los fondos de

pensiones de Brasil

/EFE

 

146,560

millones de pesos, de pérdidas

acumuladas en el sistema de

pensiones en México

/El Universal


 

Y así más casos en todo el mundo, ya sea un país latinoamericano o europeo, como el caso de España, donde la pensión máxima es de 2,232.54 euros actualmente (unos 3,500 dólares) por una vida dedicada a un empleo; cantidades que pueden ser menores si el manejo de las finanzas no es el adecuado por parte de los responsables, ya sean públicos o privados.

 

 

 

POR ESO, CON EL NEGOCIO

INDEPENDIENTE OMNILIFE

 

lo que más pesa es la propia decisión. El desarrollo llega hasta donde cada quien lo desee. La administración de los frutos del esfuerzo propio también pueden ser resguardados por cada persona para tener el control sobre ellos y hacer lo necesario para reunir lo suficiente para cuando se desee. Disfrutar de las mieles de lo generado depende exclusivamente de cada individuo. A comenzar. ¿Cuándo y cuánto quieres disfrutar? Con tu negocio independiente Omnilife tú tomas la decisión


 

Lo más importante del esfuerzo diario es que conlleve una merecida recompensa. Cada una de las acciones emprendidas debe tener una consecuencia favorable al desarrollo de los individuos, ya sea material, física o espiritual. Otorgarle a otras personas el derecho de administrar nuestro dinero siempre implica un riesgo; quizá es más cómodo cederle a otro ese derecho, pero esa decisión significa una deuda con el que hace las cosas por nosotros..

 

 FUENTE: Revista OM Magazine # 05



Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.



Nota: Esta invitación es solo para personas que no estan inscritas a Omnilife y desean inscribirse bajo mi patrocinio.